5- Parejas y Tantra Quántico

Categoría: .

Revisiones :

5.00 out of 5 based on 1 customer rating

15,00

Taller 5 – Parejas y Tantra Quántico.

En las relaciones de pareja hay dos tipos de Amor, el Amor dual dónde existen las dependencias y dónde sacamos fuera nuestras carencias afectivas, sentimentalismo, el Amor que ciega, el amor de la felicidad ilusoria -que conduce más tarde o más temprano al sufrimiento.

Cantidad

Descripción

En las relaciones de pareja hay dos tipos de amor, el amor dual, dónde existen las dependencias y dónde sacamos fuera nuestras carencias afectivas, sentimentalismo, el amor que ciega, el amor de la felicidad ilusoria -que conduce mas tarde o mas temprano al sufrimiento-. Tenemos hambre de amor, tenemos fantasías, tenemos expectativas altas de encontrar la felicidad fuera, compartiendo con otra persona, lo mejor que sabemos. Cuando pasa la fase de enamoramiento, cae la fantasía, la ilusión, la atracción dual… etc., y comienzan los reproches por no cumplir las expectativas de ambos, a veces caemos en depresión, obsesión, ansiedad, nos sentimos culpables… etc ninguna persona nos puede proporcionar la felicidad porque es algo innato en nosotros; tenemos que descubrirlo nosotros mismos.

En el amor de unidad tenemos que aprender o recordar que somos puro amor, tenemos que amarnos de forma incondicional, reconociendo el ser que somos. Sólo la felicidad completa la conquistamos despertando nuestra divinidad, nadie es responsable de darnos esta felicidad, solo nosotros lo podemos conseguir. Tenemos que aprender a desapegarnos de las emociones duales que son: dependencias afectivas, carencias afectivas, miedos, culpas, tristeza, enfados, ira, orgullo, victimismo, dolor, obsesiones, ansiedad, rencor, dolor, sufrimiento etc. Después de forma gradual, nuestro nivel de conciencia del amor en nuestro interior, se va elevando y proyectamos esa vibración desde el corazón y atraemos esa misma calidad de emoción de unidad, es lo que atraemos. Tenemos que vivir las relaciones de corazón a corazón, con desapego, sin expectativas, con libertad interior y amor incondicional.
Generas la felicidad dentro de ti y compartes esa felicidad de corazón a corazón, sin dependencias afectivas. En este apartado de relaciones haremos ejercicios quánticos primero, para eliminar la dualidad, memorias de celibato etc., potenciaremos nuestra conexión con la unidad. Cocrearemos con los más altos fines de evolución espiritual; nuestra pareja interna, nuestra parte masculina y femenina en armonía. Desde el corazón podemos cocrear que llegue a nuestra vida la persona idónea para la más alta evolución de ambos, creando una relación dhármica y no una relación kármica, inundando a ambos de felicidad y armonía. Cuando inicias una relación, se juntan los karmas de ambas personas y se comparten. La buena noticias es que solo nosotros, cuando conquistamos cuotas de conciencia elevadas y nos desapegamos, podemos experimentar la verdadera felicidad que nos llena y colma de júbilo, como regla en general, estos estados los vamos conquistando con altibajos; con la constancia de la práctica de esta quántica, de la meditación, yoga, creatividad, oración etc., esos altibajos son más pequeños y la armonía mas duradera. Solo existe una clase de amor incondicional, que viene de Dios y está en nuestro ser, solo cuando amamos desde ahí, podremos liberarnos y auto-realizarnos. Este amor a veces, nos puede aflorar con mayor facilidad con una pareja, un hijo, una amistad etc.
Cuando no tenemos pareja, el ego nos suele susurrar: “que agradable sería tener un pareja”, porque nos sentimos en soledad, al estar identificados con el ego, si nos identificaramos más con el ser, el sentimiento de auto-satisfacción y bienestar interior, aumentaría mucho y la necesidad de tener pareja disminuiría bastante. El principal motivo, que utiliza el universo para que las personas se emparejen, es para que afloren en ambos los sentimientos heridos tales como ira, rabia, apegos, sufrimiento, tristeza, victimismo, etc., para que al mismo tiempo, potenciamos nuestra compasión, libertad interior, aceptación, amor desinteresado, el perdón, la gratitud etc. Si en ese momento, la persona ama desde el ser, que es la forma de amor más elevada, el sufrimiento del ego, sea en la versión que sea, desaparece y trascendemos todo dolor que tuviéramos acumulado, ya que hemos salido de la identificación del ego.
Tanto si la otra persona nos saca sentimientos heridos, como si nos saca sentimientos hermosos, ya estaban ahí dentro de nosotros, simplemente nos ha hecho espejo o resonancia y nos lo ha sacado para que los sanemos, si son sentimientos heridos, o los disfrutemos, si son emociones de armonía y amor.
Lo que ocurre en la mayoría de relaciones, es que ambas personas tienen un concepto que idealizan de como debe ser la relación, no podemos convertir una relación en lo que nosotros queremos que sea. Para el ego una pareja es ideal cuando no nos crea problemas y nos hace estar bien sintiéndonos cómodos en nuestra área de confort psicológico, dónde nada nos saca de nuestras casillas, pero para el universo aflorará lo que tenga que aflorar, para que evolucionemos.
Así cuando la relación toma un rumbo distinto a lo que habíamos pensado de como debía ser la relación, comienzan los disgustos de unas de las partes o de ambas partes.Tenemos que aprender a leer que tenemos que aprender de esa situación que hemos atraído a nuestra vida, para superar algún problema, para adquirir mayor sensibilidad en algún tema o para que conozcamos nuestra esencia divina y demandemos nuestro legado espiritual, con mayor intensidad y podamos alcanzar cuotas de felicidad permanentes e inmensas para que estemos bien, tengamos pareja o no. Por lo tanto tenemos que armonizarnos primero internamente bastante, si queremos tener alguna garantía de que la próxima relajación que haya en nuestra vida sea de convivencia agradable para ambos si seguimos arrastrando dolor eso atraeremos.
Si cultivamos el amor incondicional con ese sentimiento elevado conviviremos. Tu eliges lo que quieras que suceda en tu vida. Este taller está hecho con todo el amor del mundo para que ponga su granito de arena y contribuya a inspirar y a cultivar lo mejor de nosotros mismos y fue gestado en un retiro de meditación, para que sirviera de guía para personas que están despertando en cualquier parte del mundo y quieran transformar las distintas áreas de su vida en poco tiempo mediante herramientas quánticas. Recordar que somos seres completos, lo tenemos todo en nuestro interior para alcanzar la felicidad más elevada que podamos haber soñado, pero si creemos que nos falta algo, el universo nos apoyará en esa creencia y sentiremos el vacío y la soledad del ego. Nadie tiene la obligación de hacernos felices, sólo nosotros lo podemos hacer en sintonía de nuestra divinidad y conexión con la sabiduría y amor del universo.

SEXUALIDAD
La sexualidad nos esclaviza o nos libera dependiendo del nivel de conciencia o amor entreguemos. Si nos identificamos desde la gratificación del ego, el placer será efímero y nos hará sentir que nos falta algo como que no estamos satisfechos del todo, pero si elevamos nuestra frecuencia, llegamos a un estado de satisfacción muy alto y a una empatía, dulzura y amor, que nos hará alcanzar estados sublimes de conciencia dónde impera la paz, serenidad, armonía y amor consciente, que contribuye a nuestro despertar.,Si nos entregamos desde el ego, no atrapará la relación en los enredos de la mente, si nos entregamos desde el alma, nos liberará y conducirá a un éxtasis divino. Aunque hemos avanzado mucho en el inconsciente colectivo de la sociedad, hay mucho prejuicios con respecto al sexo, ideas pecaminosa,lujuria etc tenemos que empezar a contemplarla como una fuerza potente creativa del universo que se expresa a través nuestro y que podemos subliminal de la dualidad a la unidad, como cualquier otra área de nuestra vida. Debemos confiar plenamente en nuestro interior para guiar esta fuerza y liberarla, con la ayuda del ser que es nuestra intuición, si lo hacemos en pareja, debemos tratar este tema con respeto, ternura, delicadeza y sensibilidad, para que ambas personas estén de acuerdo y sea una práctica placentera para ambos. Cuando las personas están mas evolucionadas, en general, la práctica sexual disminuye porque el grado de satisfacción interna es mayor; también hay mayor desapego y el vacío y la soledad que produce estar identificados desde el ego ha bajado. Pero los encuentros sexuales son mas liberadores, se consigue un sentimiento de fusión mágica donde perdemos la noción del cuerpo físico y estamos envueltos en un halo de energía elevada, que produce el éxtasis en los amantes, ese mismo estado de éxtasis, se puede producir en una meditación muy profunda y de entrega a la divinidad espiritual, porque se ha movilizado la energía de la conciencia a niveles parecidos sublimes. Esto quiere decir que dos personas que tengan empatía y buena conexión amorosa, si se atraen dulcemente desde la sexualidad y la realizan desde la transmutación tántrica divina, pueden tener encuentros muy especiales. Para llegar ahí tenemos que sanarnos de las heridas del ego para que seamos canales de luz puros de la energía de la divinidad. No hay nada mundano o divino a priori, solo nosotros lo convertimos con nuestros filtros, por lo tanto, hasta para tener una sexualidad satisfactoria, merece la pena cultivar nuestro interior; todo son ventajas.
Al practicar sexo, observar qué sentimientos y emociones afloran de dentro de nosotros, porque la energía puede ser muy intensa y profunda. Si son emociones muy básicas, hay que sanarlas para seguir evolucionando y si son muy hermosas, continuar por esa senda y seguir cultivando esa vibración elevada. El éxito no se mide por el conocimiento que uno tiene, sino por la cantidad de conocimiento que uno aplica.
En las activaciones quánticas, para obtener el mejor resultado ponemos: la intención y voluntad con la mente y la unimos a la máxima apertura del corazón de unidad del ser; estás activando los mayores procesos de cocreación con el universo, consiguiendo armonía interna y logros de manifestación externa, ya sea en materia de salud, autoestima, relaciones de calidad, logros en realización de proyectos, abundancia, consciencia espiritual etc. DESPERTAR EL POTENCIAL

El Tantra es una herramienta, una alquimia de transformación humana.

Es un camino que conduce a la liberación. Primeramente empieza por el cuerpo. El cuerpo físico es, para el Tantra, el inicio de la búsqueda espiritual, es el templo dentro del cual el individuo juega el Juego de la Vida (Lilah).

Comienza desde las raíces para poder conocer las alas. Muchos sistemas de espiritualidad niegan el cuerpo, el deseo y el sexo. El Tantra acepta el cuerpo como sagrado, el deseo como puente de trascendencia y el sexo como fuente de placer, meditación y éxtasis espiritual.
Se comienza con el cuerpo, el sexo y sus funciones. El cuerpo necesita atender varios aspectos para tener salud, para poseer mayor caudal energético y así vibrar en armonía con el universo que es un gran cuerpo.

Es una corriente de pensamiento que busca la completa libertad y realización del individuo en todos sus planos. Su origen es matriarcal, no dogmático ni represor, ni sujeto a creencias sino que basa todo su potencial de aprendizaje en la experiencia.

Hace énfasis en la facultad femenina de la vida y por ende no mutila ni condena a la mujer como los sistemas patriarcales.

Etimológicamente, Tantra significa tejido para la expansión de la consciencia, y para ello tiene múltiples técnicas en arte, ciencia, mística, yoga, danza, respiraciones, masajes, espiritualidad, actitud y enfoque maravillado de la vida. Su psicología es actuar, sentir y pensar desde el alma, (atma), en paralela frecuencia con lo divino, el alma suprema, (atman).

1 valoración en 5- Parejas y Tantra Quántico

  1. 5 out of 5

    :

    ¡Gracias! Ahora es todo más sencillo

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Formación Quántica - Joaquín González Castro - 2016 - Todos los Derechos Reservados