17- Geometría Sagrada Quántica

Categoría: .

Revisiones :

15,00

Taller 17 – Geometría Sagrada Quántica

 

La Quántica funciona porque somos un microcosmos y tenemos canales bioenergéticos sutiles como: Chakras, ADN, Campo Toroidal… etc, y a través de esos canales, se manifiesta la Geometría Sagrada.

 

Cantidad

Descripción

GEOMETRÍA SAGRADA

La Geometría sagrada es la llave para comprender de forma profunda los secretos del universo, todo en el cosmos se manifiesta a través de la geometría sagrada.
¿POR QUÉ FUNCIONA LA QUÁNTICA?
La Quántica funciona porque somos un microcosmos y tenemos canales bioenergéticos sutiles como chakras, adn, campo toroidal… etc., y a través de esos canales se manifiesta la geometría sagrada, que es el estudio de las medidas de la materia que permanecen siempre en el universo ordenadas en proporciones equilibradas, que crean un patrón de comportamiento, códigos cósmicos, códigos de naturaleza. Estos códigos o manera de leer el micro o macro cosmos, permiten comprender la conciencia humana en toas sus áreas: relación con otras partes del universo, como galaxias, estrellas, planetas… etc, pensamiento, emociones inconscientes, expresión espiritual, espacios físicos etc. ¿para qué? hay que mirar que relación tiene el microcosmos con el macrocosmos; se observan tres aspectos:

1- La secuencia que pasa previo al resultado, todo es y somos algo previo a lo que percibimos.
2- Los espacios; todo lo valioso tiene vacío.
3- La conciencia; somos unidad, todo está relacionado y unido por cuerdas de frecuencias en forma de luz y sonido a través de Geometría sagrada, que se interpreta a través de los cuerpos bio energéticos del ser humano: pineal-cerebelo, chakras de tierra, básicos y cielo, ADN quántico, campo toroidal, tubo de luz cielo-tierra, lineas axiotonales, Merkabah y Merkana.

La Geometría Sagrada son formas, que constituyen un código,  que se puede leer o descodificar, con tiene un significado profundo, que se encuentra en todos los rincones del universo. Su esencia da un sistema completamente organizado y perfecto a la materia, a la energía y a la conciencia, proporcionando un perfecto equilibrio y armonía al universo.
Todos sabemos algo de geometría, pero quizás nos parece difícil entender como la geometría puede ser algo sagrado. A través de la geometría sagrada entendemos de una manera sencilla para nuestro cerebro izquierdo, cómo existe una conexión profunda en toda la creación. La geometría sagrada es el lenguaje simbólico de las fuerzas de la creación del universo y nos ayuda a entender mentalmente lo que ya intuitivamente conocemos.

Todo en el universo proviene de una misma fuente o Inteligencia Universal, que algunos llamamos Dios, o Madre Naturaleza, o Gran Espíritu y la Geometría Sagrada nos demuestra, con conceptos que puede captar nuestra mente racional, como todo lo que existe fue creado por medio de los mismos principios básicos, como desde un simple átomo hasta una inmensa galaxia siguen un mismo patrón geométrico idéntico. En los tiempos mas remotos, el hombre hubo de considerar multitud de formas que se corresponden, muy aproximadamente con las figuras objetos de la Geometría. En muchos minerales, vegetales y animales aparecen triángulos, círculos, hexágonos, elipses y espirales. Pero desde el conocimiento de estas formas seudo geométricas concretas, hasta la creación de las nociones abstractas, fundamentalmente de la Geometría, transcurrieron centenares de miles de años: el tiempo necesario para que la mente reconociese las semejanzas entre las figuras naturales concretas y supiese agruparlas en unos cuantos tipos fundamentales.

En la Geometría concurren circunstancias especiales, ante todo, de constituir el molde primigenio de todas las ciencias del espíritu. Con razón comenta D. Papp, que la Geometría es tal vez el mayor descubrimiento del hombre. Y no porque la Geometría haya creado el concepto de espacio, concepto que según Bergson es la materia con que construye el espíritu. En consecuencia, la geometría sagrada de la red, contiene los patrones de energía de la flor de la vida, la matriz cristalina de la creación. La flor de la vida es el código o matriz holográfico que el espíritu universal diseñó para poder crear y manifestar todo lo que existe en el universo. Este código es el patrón original, a través del cual, la vertiente divina crea, expande y desarrolla absolutamente toda manifestación de vida. Todo lo que existe, todo lo que es, nació y nacerá a partir de esta matriz divina. Este holograma representa una secuencia geométrica esférica (unidad), conformada por infinitas esferas que se contienen y se entrelazan unas con otras dando forma a la “flor de la vida”. A su vez la flor de la vida está constituida por infinitos códigos de color, sonido y formas geométricas, con los cuales se diseña y expresa cada átomo de vida. Cada célula de nuestro ser contiene total información de la perfecta salud, por lo tanto en cada ser habita la memoria universal de la armonía y plenitud capaz de revertir y transmutar todo proceso de enfermedad, envejecimiento y desbalance vibracional, con la simple intención amorosa y de conexión, al patrón original. Los Egipcios, Atlantes, Esenios y Mayas, conocían perfectamente este holograma y lo utilizaban para sanar y restaurar cualquier parte desarmonizada, empleando la intención, pensamiento adecuado, restableciendo el orden, el rejuvenecimiento y la perfecta saluden sus cuerpos físicos y etéricos.
Actualmente la aplicación de técnicas de sanación holográfica se ha desarrollado en todo el planeta de una forma conmovedora y continua en expansión. No es coincidencia que la memoria del poder de este símbolo sea devuelta al planeta en estos momentos. Ustedes son la flor de la vida.
Viajando por estas matrices, contemplando desde el microcosmos al macrocosmos, hologramas, fractales, espirales. Nos recuerda la frase de Hermes: así como es arriba, es abajo, para hacer el milagro de una sola cosa. La Geometría Sagrada es el modelo de la creación y engendra toda la forma.

A través de la Geometría Sagrada podemos descubrir el equilibrio y la armonía existente en todos los aspectos de la vida y de nuestras relaciones.

EL NUMERO ÁUREO
El número áureo es la relación o proporción que guardan entre sí dos segmentos de rectas. Fue descubierto en la antigüedad, y puede encontrarse no solo en figuras geométricas, sino también en la naturaleza. A menudo se le atribuye un carácter estético especial a los objetos que contienen este número, y es posible encontrar esta relación en diversas obras de la arquitectura u el arte. Por ejemplo, el hombre de Vitrubio, dibujado por Leonardo da Vinci y considerado un ideal de belleza, está proporcionado según el número áureo. ¿Cuál es el origen y la importancia de este valor matemático?

Hay números que han intrigado a la humanidad desde hace siglos. Valores como PI -la razón matemática entre la longitud de una circunferencia y su diámetro- o e -la base de los logaritmos naturales-, suelen aparecer como resultado de las más dispares ecuaciones o en las proporciones de diferentes objetos naturales. El número áureo -a menudo llamado número dorado, razón aúrea, razón dorada, media áurea, proporción áurea o divina proporción- también posee muchas propiedades interesantes y aparece, escondido y enigmático, en los sitios más dispares.

El primero en hacer un estudio formal sobre el número áureo fue Euclides, unos tres siglos antes de Cristo, en su obra Los Elementos. Euclides definió su valor diciendo que “una línea recta está dividida en el extremo y su proporcional cuando la línea entera es al segmento mayor como el mayor es al menor.” En otras palabras, dos números positivos a y b están en razón áurea si y sólo si (a+b) / a = a / b. El valor de esta relación es un número que, como también demostró Euclides, no puede ser descrito como la razón de dos números enteros (es decir, es irracional y posee infinitos decimales) cuyo su valor aproximado es 1,6180339887498…

Casi 2000 años más tarde, en 1525, Alberto Durero publicó su “Instrucción sobre la medida con regla y compás de figuras planas y sólidas”, en la que describe cómo trazar con regla y compás la espiral basada en la sección áurea, la misma que hoy conocemos como “espiral de Durero”. Unas décadas después, el astrónomo Johannes Kepler desarrolló su modelo del Sistema Solar, explicado en Mysterium Cosmographicum (El Misterio Cósmico). Para tener una idea de la importancia que tenía este número para Kepler, basta con citar un pasaje de esa obra: “La geometría tiene dos grandes tesoros: uno es el teorema de Pitágoras; el otro, la división de una línea entre el extremo y su proporcional. El primero lo podemos comparar a una medida de oro; el segundo lo debemos denominar una joya preciosa”. Es posible que el primero en utilizar el adjetivo áureo, dorado, o de oro, para referirse a este número haya sido el matemático alemán Martin Ohm (hermano del físico Georg Simon Ohm), en 1835. En efecto, en la segunda edición de 1835 de su libro “Die Reine Elementar Matematik” (Las Matemáticas Puras Elementales), Ohm escribe en una nota al pie: “Uno también acostumbra llamar a esta división de una línea arbitraria en dos partes como éstas la sección dorada.” El hecho de que no se incluyera esta anotación en su primera edición es un indicio firme de que el término pudo ganar popularidad aproximadamente en el año 1830.

Serie de Fibonacci El número áureo también está “emparentado” con la serie de Fibonacci. Si llamamos Fn al enésimo número de Fibonacci y Fn+1 al siguiente, podemos ver que a medida que n se hace más grande, la razón entre Fn+1 y Fn oscila, siendo alternativamente menor y mayor que la razón áurea. Esto lo relaciona de una forma muy especial con la naturaleza, ya que como hemos visto antes, la serie de Fibonacci aparece continuamente en la estructura de los seres vivos. El número áureo, por ejemplo, relaciona la cantidad de abejas macho y abejas hembras que hay en una colmena, o la disposición de los pétalos de las flores. De hecho, el papel que juega el número áureo en la botánica es tan grande que se lo conoce como “Ley de Ludwig”. Quizás uno de los ejemplos más conocidos sea la relación que existe en la distancia entre las espiras del interior espiralado de los caracoles como el nautilus. En realidad, casi todas las espirales que aparecen en la naturaleza, como en el caso del girasol o las piñas de los pinos poseen esta relación áurea, ya que su número generalmente es un término de la sucesión de Fibonacci.

Este número también aparece con mucha frecuencia en el arte y la arquitectura. Por algún motivo, las figuras que están “proporcionadas” según el número áureo nos resultan más agradables. Aunque recientes investigaciones revelan que no hay ninguna prueba que conecte esta proporción con la estética griega, lo cierto es que a lo largo de la historia se ha utilizado para “embellecer” muchas obras. Por ejemplo, el uso de la sección áurea puede encontrarse en las principales obras de Leonardo Da Vinci. Es bien conocido el interés de Leonardo por la las matemáticas del arte y de la naturaleza, y esta proporción no le era indiferente. De hecho, en su estudio de la figura humana, plasmado en el Hombre de Vitruvio, puede verse cómo todas las partes del cuerpo humano guardan relación con la sección áurea. Algunos expertos creen que la gran pintura inacabada de Leonardo, San Jerónimo, que muestra a este santo con un león a sus pies, fue pintada ex profeso de forma que un rectángulo con estas proporciones encajase perfectamente alrededor de la figura central. También el rostro de la Mona Lisa encierra un “rectángulo dorado” perfecto. Obviamente, Leonardo no fue el único en utilizar esta proporción en su obra. Miguel Ángel, por ejemplo, hizo uso del número áureo en la impresionante escultura El David, desde la posición del ombligo con respecto a la altura, hasta la colocación de las articulaciones de los dedos.
La arquitectura no es ajena a este valor matemático. La relación entre las partes, el techo y las columnas del Partenón de Atenas, por ejemplo, también se relacionan mediante el número áureo. Muchos productos de consumo masivo se diseñan siguiendo esta relación, ya que resultan más agradables o cómodos. Las tarjetas de crédito o las cajas de cigarrillos poseen dimensiones que mantienen esta proporción. El número áureo puede encontrarse por todas partes, y a menudo ni siquiera somos consientes de que está allí. Pero en general, cuando algo nos resulta atractivo, esconde entre sus partes esta relación. ¿No es asombroso?

NUMERO AÚREO
Relaciones entre las partes del pentágono. El número aúreo y la sección áurea están presentes en todos los objetos geométricos regulares o semi regulares en los que haya simetría pentagonal, pentágonos o aparezca de alguna manera la raíz cuadrada de cinco. Relaciones entre las partes del pentágono estrellado, pentáculo o pentagrama. Relaciones entre las partes del decágono. Relaciones entre las partes del dodecaedro y del icosaedro.

LA GEOMETRÍA SAGRADA
la  Geometría es la octava llave que permite interpretar la vida, las cuatro primeras son: La Fisiológica, la Psicológica, la Astrológica y la Metafísica, la sexta es la Simbólica, la séptima, la Matemática y la octava la Quántica -es la Espiritualidad explicada con Geometría Sagrada y cuerpos Bioenergéticos Sutiles-.

1-Fisiología
Desde la fisiología la aplicación de la geometría se puede encontrar en el hombre vitruviano propuesto por Leonardo Da Vinci . Acorde al pentalfa y su correspondiente sección aúrea: cuando las relaciones del perímetro son iguales, se produce la relación pi y el NUMERO PHI . Para Capra los tres criterios clave para la vida y sus teorías subyacentes son:
El patrón de organización, como configuración de relaciones (forma, orden y cualidad) que determina las características esenciales del sistema.
La estructura o la corporeización física (substancia, materia, cantidad) del patrón de organización del sistema.
El proceso vital como actividad involucrada en la continua corporeización física.
Rupert Sheldrake postula la existencia de los campos morfogenéticos,como agentes causales del desarrollo y mantenimiento de la forma biológica.
Los siete chakras están ubicados en el cuerpo humano de forma armónica, mediante los cuales ascienden espirales energéticas formando un ángulo de 90 grados a medida que pasan de un chakra el siguiente.

2-Psicología
Fruto y flor de la vida
La psicología de Gestalt plantea la existencia de todos irreductibles, como un aspecto clave de la percepción. Se perciben patrones perceptuales integrados, conjuntos organizados dotados de significado. Para Carl Jung, un Mándal es un arquetipo que representa los contenidos de conciencia de una persona, la manera como codifica la luz del conocimiento.

3-Astrología
Desde la Astrologia, la división del Zodíaco en doce partes, permite la comprensión del proceso de la vida, y se resume en tres libros, en los cuales estudian y aprenden tres tipos de seres humanos.

El libro de la Vida. Las doce constelaciones. Para Iniciados.
El libro de la Sabiduría. Los doce planetas. Para Discípulos.
El libro de la Forma. Las doce jerarquías creadoras. Para la humanidad. Por lo tanto, la astrología trata de la vida y las vidas, que animan los “puntos de luz” dentro de la vida universal.

Por lo tanto, la Astrología trata de la Vida y las Vidas, que animan loa “puntos de luz” dentro de la vida universal.

4-Metafísica
Desde la metafísica el símbolo más representativo es el cubo de Metratón, ya que contiene la réplica tridimensional de cuatro de los cinco sólidos platónicos a los que Pitágoras llamaba sólidos perfectos. En las Escuelas de Egipto, a estas cinco formas, más la esfera se les consideraba originarias de los cinco elementos primordiales: Tierra, Agua, Fuego, Aire y Éter.
Tenemos al TETRAEDRO que es un triángulo con base: representa la conciencia del fuego.Tiene 6 aristas, 4 caras triangulares, 4 vértices. Símbolo de la SABIDURÍA por representar al fuego sagrado, el primer elemento.

El CUBO con 12 aristas, 6 caras cuadradas, 8 vértices representando el secreto del mundo natural.Es la conciencia de la TIERRA, es la experiencia de lo que ha nacido de la naturaleza.

El OCTAEDRO de 12 aristas, 8 caras triangulares, 6 vértices.Es el aire, es como 2 pirámides invertidas, unidas en sus bases.Simboliza la PERFECCIÓN DE LA MATERIA POR EL ESPÍRITU.

El DODECAEDRO con 30 aristas, 12 caras pentagonales, 20 vértices, representa el quinto elemento (eter, prana, chi).Considerado el poder femenino de la creación y la FORMA MADRE.

El ICOSAEDRO con 30 aristas, 20 caras triangulares, 12 vértices, es la conciencia del agua.Representa la semilla de la vida, la forma del universo, es lo masculino.
La creación juega transformándose de una forma a otra intercambiando el masculino icosaedro y el femenino dodecaedro, también pasando por los otros sólidos platónicos. Con el tiempo la geometría se convirtió en un estudio deductivo, idealizado del espacio físico y de las formas tamaños y relaciones de objetos físicos en ese espacio.
Ahora en el siglo XXI el concepto de la geometría se ha expandido y está apareciendo muchisima información con respecto a este hermoso tema , con la teoría del centésimo mono se incursionó y se comprobó la existencia de redes planetarias o campos morfogenéticos que son las matrices que sostienen todas las formas existentes.
El centécimo mono cuenta que un grupo de científicos que estaban estudiando los monos descubrieron que un mono , un día se dio cuenta que el fruto caído sobre la arena, sucio , se podía lavar en el mar. A partir de ese momento todos los monos comenzaron a lavar su fruto, no sólo en esa playa sino en las distantes.Los científicos se dieron cuenta que había algo que los unía y comunicaba.

5-Geometría
Teniendo en cuenta la geometría, la vida se inicia como un óvulo o esfera, pasa a convertirse en un tetraedro, después en una estrella tetraédrica y posteriormente en un cubo, a continuación en una nueva esfera y termina en un corpúsculo tubular.El mandala representa las fuerzas cósmicas actuando dentro un ámbito arquetípico, es una suerte de lenguaje celestial. Por este motivo es utilizado para fijar la observación y elevación del estado de conciencia, mediante representaciones visuales ligadas a experiencias interiores.

Son un sistema de estructuras geométricas ensambladas, que crean un conjunto de estímulos y representaciones de colores y formas que actúan en el observador como concentrador y generador de energía brindando inspiración.

Los Mandalas son un despertador hacia niveles de conciencia superior, puertas de conexión con el mas allá. Descubrir sus códigos es encontrar las llaves que nos reconectan con la luz superior que habita dentro, para comprender y experimentar que formamos parte de una conciencia superior. El Mandala trabaja enviando estímulos sensoriales a la mente interna en forma similar a lo que hoy se conoce como subliminal. El mensaje pasa a través de la visión hacia los receptores del cerebro en donde se procesa y se obtiene una reacción, como cambios de actitud positiva, recuperación de autoestima, liberación de miedos, angustias, desbloquea emocionalmente y genera una gran cantidad de cambios internos. Esta posibilidad que da el Mandala, parte de que su estructura de forma es correspondiente a la estructura de formas arquetípicas posibles, que adquiere el universo en constante cambio y evolución.

Son las infinitas posibilidades que tiene el caleidoscopio del universo. Los Mandalas dan una sensación de traslado o viaje multidimensional, preparan a la mente para centrarla, expandirla, a nuevos conocimientos que parten de la sabiduría infinita universal. En nuevos niveles de conciencia sobrevienen nuevos niveles de reflexión y energía.

No por mucho observar el Mandala, se tendrán mayores efectos. Una vez que nuestra mente capta el estímulo visual se llevan a cabo los procesos de cambio.

Volviendo a las siete formas principales que comentamos al principio vamos a desarrollar la geometría del círculo representante de la forma de Dios, la unidad y la totalidad. El círculo integra aquellas formas diferentes entre sí para interrelacionarlas en la unidad. El centro verdadero del círculo es un punto, pero el punto carece de dimensión y de lugar por lo tanto escapa a nuestra percepción y capacidad de manifestación. No pertenece a nuestro mundo , porque en nuestro mundo todo tiene extensión, dimensión, porque el mundo es forma, pero el punto pertenece a otra escala del ser. Existe más allá del mundo, Es metafísico en el sentido más literal. El punto simboliza la unidad, la totalidad, la perfección. El punto lo contiene todo, sólo que en potencia, no manifestado. De él nacen el círculo y la esfera que son las formas en las cuales se revela el punto. Lo que en este es todavía potencia metafísica cobra configuración formal en el círculo y la esfera. Todos los cuerpo Platónicos son distintos y en realidad constituyen la unidad (la esfera).

Se trata, pues, de una progresión infinita.
Con esta geometría en el dibujo de 13 esferas de la flor de la vida logramos lo que se conoce como el cubo de Metatron, que contiene en sí el germen invisible de toda realidad tangible. En su interior existe condensada toda la información del universo. Cada una de las 13 esferas describe pormenorizadamente cada aspecto de nuestra realidad, todo cuanto podemos pensar, ver, sentir, hasta llegar a la estructura atómica actual.

La geometría sagrada nos hace comprender la unidad de la vida y encontrar el origen común de sucesos diversos entre sí. Para llegar a la unidad tenemos que encontrar la integración. Siempre hemos visto la dualidad como algo normal (blanco, negro, bueno, malo, etc.), y por tal motivo no podemos integrar la parte femenina de nuestro cerebro (lado derecho), donde se encuentra la unidad de la conciencia y el espíritu. A la par nuestra parte masculina (lado izquierdo), no cree en ello, así nos hace ver la dualidad en todas partes.
La base para la integración de los hemisferios cerebrales está en la geometría sagrada, ya que nuestro cerebro izquierdo parte masculina, no cree que existe un espíritu único y que solamente él es el que mueve o dirige todas las cosas. Cuando logramos convencer a esta parte del cerebro, se produce la integración y se inicia el proceso en el que iremos de la polaridad a la unidad de conciencia.
Al lograr la unidad de conciencia, que estaría representada por la esfera, comenzaríamos a vivir la cuarta dimensión (tiempo-esfera). La cuarta dimensión está matemáticamente constituida como una matriz radial. Una matriz radial es un orden autoexistente de relaciones numéricas y armónicas, cuyas unidades y proporciones son generados radialmente y de los cuales, en parte y en suma, todas las unidades poseen una relación radial entre sí. Todas los matemáticas tetradimensionales son radiales. Todas las matrices radiales son series de números enteros.

No hay números irracionales o quebrados, sino simples series de fractales y relaciones , cuyo poder de magnificación exponencial es infinito. A la totalidad de series radiales de órdenes diametralmente opuestos y las series de números de los cuales están compuestos nos referimos como una matriz, el orden autogenerado subyacente del tiempo como la cuarta dimensión.

Es por eso que el tiempo -cuarta dimensión-, no puede concebirse correctamente como lineal, como tampoco puede decirse que tenga un punto de partida ni un punto final.
En estos momentos la red conciencia icosadodecaedrica está produciendo el colapso del tiempo lineal de la tercera dimensión. Simultáneamente están fusionando la nueva dimensión, la cuarta con la tercera. Por eso adviertes que algunos momentos del día son un poco extraños. Esta red geométrica es muy notoria en nuestro cuerpo. Puede ser que sientas síntomas que no tienen relación con una dolencia orgánica. Las señales van desde mareos, intensas ganas de dormir, o por el contrario ningún deseo de hacerlo, dolores de cabeza que duran corto tiempo, etc. Podemos decir que la cuarta dimensión ya es un nuevo planeta que está sobre la tierra de tercera dimensión.
Sin embargo la disposición molecular es otra, por lo cual es invisible a nuestro mundo material.

Algunos datos de conciencia de cuarta dimensión:

Los polos se reúnen casi hasta desaparecer.

No necesitamos del conflicto para crecer.

El amor y la luz comienzan a brillar cada vez más.

La primera consecuencia es la eliminación total del temor psicológico.

El pensamiento es creativo. Crea instantáneamente lo que necesita en ese momento. Perdemos casi toda densidad que nos acompaño en la dimensión actual. La conciencia de cuarta dimensión es grupal. El avance individual afecta positivamente al grupo. En antropología a esta conciencia se le llama Sinergía. De la misma forma el avance del grupo es el avance individual. La esfera, el tiempo, es unidad.Volviendo a los geometrías nos queda el desarrollo de la espiral: otra de las formas de lenguaje de la luz. Todos los cuerpos geométricos señalados anteriormente se complementan con la espiral. La espiral es la figura geométrica que genera el corazón cuando ama. Hoy por lo menos se generan dos espirales. Una que apunta hacia abajo, que es la receptiva y otra la proyectiva que apunta hacia arriba. La espiral femenina nos permite recibir información del cosmos. La masculina proyecta nuestra energía para abarcar toda la vida allí donde se encuentre. La espiral une todos los cuerpos geométricos y los hace viajar en el espacio. Por lo tanto cada sólido Platónico es una nave de conciencia. Existen 2 espirales: la Aurea y la Fibonacci. La de Fibonacci comienza en punto determinado, es decir en nuestro corazón, y se une en el espacio con la aúrea. De esta manera, el amor es la inteligencia que conecta con la gran sabiduría del universo. También nuestro cuerpo sigue el desarrollo de la Fibonacci.
Los mantras -cantos-, tienen interiormente la estructura de la espiral. Por eso se necesita repetirlos, ya que con la repetición se va formando la espiral en el espacio. La espiral Fibonacci es utilizada por toda la naturaleza para crecer: girasoles, caracoles, piñas de árboles, etc. Otro ejemplo de la espiral Fibonacci lo representa la ubicación en el espacio de las pirámides de Gizeh. La espiral es la llave de acceso a lo que está en tu interior. Tu ADN tiene forma de espiral. ( Partes de este texto fueron extraidos de los Libros ( Tierra de Barbara Marciniak ) y ( MER-KA-BA de Bernardo Wikinski )
6-Simbología
Etimológicamente, la palabra Simbología se compone de las voces “símbolo”, del griego σύμβολον (sýmbolon), y “-logía”, de la raíz griega -λογία (-logía), que indica ‘tratado’, ‘estudio’ o ‘ciencia’

Nuestras Almas hablan en imágenes. Los Símbolos Universales son estas imágenes, pues constituyen elCódice del Lenguaje de nuestra Alma. Conocer su vocabulario nos permite traducir sus mensajes, ordenar nuestro interior e interpretar el sentido de nuestros sueños y  “señales” que la vida nos comunica. Familiarizarse con el Símbolo es abrir nuestro lado femenino y permitir que una nueva forma de abundancia interior participe de nuestra vida consciente. Como simbología se conoce la disciplina que se encarga del estudio de los símbolos, así como también puede designar al sistema de símbolos como tal. Un símbolo, en este sentido, es un elemento o un objeto, gráfico o material, al cual por asociación o por convención social se le ha atribuido un significado.

Los símbolos tienen como función trasmitir ideas o aportar información de manera inmediata a través del lenguaje visual. Su desciframiento e interpretación depende de una serie de factores, tanto culturales como contextuales y convencionales, según los cuales a determinado símbolo se le atribuye un significado. Los símbolos pueden ser dibujos, imágenes, signos, etc., constituidos por formas, tonos, colores o texturas que transmiten determinados sentidos.

El Lenguaje de los Símbolos Universales: el alfabeto de nuestro consciente
La Glándula Pineal y su relación con nuestra realidad espiritual
La Glándula Pineal, puerta a las dimensiones sutiles
Simbolismo Onírico: ¿Qué es un Sueño?
Anatomía del Sueño. Interpretación de los Sueños y bases de la Psicología de Jung. Diccionario de Símbolos Oníricos. Tipos de Sueños.
Los Símbolos en la Tradición Cristiana: Los 4 Evangelios
Las Parábolas de Jesús: interpretación de sus Símbolos
Los Grandes Símbolos del Inconsciente Colectivo: “El Edén”, “El Árbol de la Vida”, “El Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal”, “La Serpiente”, “La Espada y el Escudo”, “El Santo Grial”, “El Caduceo de Hermes”, “El Anillo”, “La Esfinge”, “El Unicornio”…La Geometría Sagrada como Símbolo Universal: el Círculo, el Triángulo, el Cuadrado y el Pentágono.La esfera giratoria de materia puede ser representada empleando los mismos símbolos generales cósmicos que se utilizan para representar la evolución:
El círculo representa el límite de la materia indiferenciada.
La circunferencia con un punto en el centro representa la producción de calor en el corazón de la materia como un punto de fuego.
La división del círculo en dos partes, marca la rotación activa y la iniciación del movimiento del átomo de la materia.
La división del círculo en cuatro partes representa la cruz de brazos iguales del espíritu santo ,personificación de la materia inteligente activa. Como símbolo astrológico representa el planeta Tierra.
La Esvástica representa el fuego que se extiende de la periferia al centro en cuatro direcciones, que circula e irradia gradualmente alrededor de toda ella.
7-Matemática
Leonardo Fibonacci fue el matemático que descubrió determinado orden en el crecimiento de las plantas. La secuencia es 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233… Si se divide un término de esta secuencia por el anterior, repitiendo el proceso el número se va acercando a 1,6180339 (89/55), coincidiendo con el número aúreo definido por Euclides La causa de este modelo secuencial se encuentra en la espiral media dorada que gira sin principio ni fin.

8-La Quántica
La Quántica te explica que todo esta relacionado con todo: La materia, la energía, los campos de bioinformación, la conciencia de unidad del ser, de lo mas ínfimo a lo mas sublime, todo viene de la Divinidad y lo rige unas leyes cósmicas iguales para todos.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “17- Geometría Sagrada Quántica”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Creado por Luceweb

Formación Quántica - Joaquín González Castro - 2016 - Todos los Derechos Reservados